¿De qué hablamos cuando hablamos de retener el talento?

¿De qué hablamos cuando hablamos de retener el talento?
Fuente http://www.morguefile.com/
12 junio, 2014

Hace ya tiempo mi querido Ángel Sánchez, que por entonces dirigía el Área de RRHH del que yo formaba parte, me comentó que le sorprendió como un colega suyo le decía, ¿retener?. Yo no apuesto por retener el talento eternamente, no es algo que me obsesione,  yo lo que quiero es que mis empleados sean felices el tiempo que decidan permanecer con nosotros”

Eso me hizo pensar en el uso que hacemos de dicho concepto. Quizá esté manido, lo decimos y repetimos hasta que pierde todo su significado. La verdad es que a mi el término retener siempre me ha sonado a “retener a alguien contra su voluntad”, no como una opción voluntaria y deseada por el que lo vive.

Y la verdad es que si lo piensas, ¿a quién le gusta ser retenido?. Es como esos contratos de permanencia que tan poco me gustan y que nos “ obligan a permanecer” queramos o no con determinadas compañías de servicios. A mi al menos, me tienen ganada si está cláusula la eliminan. Eso de poder irte cuando tú quieras, me hace pensar que trabajan cada día para que permanezca con ellos.

Pues bien en las organizaciones ocurre algo similar. No hay contrato de permanencia, son los empleados los que deciden cuánto tiempo permanecen con nosotros de una manera natural. Contamos con lo más importante, su talento, pero muchos de ellos se levantan como autómatas para ir a trabajar, no les mueve un sentimiento de pertenencia. En la mayoría de estos casos la pereza, la incertidumbre… se convierten en sus frenos, no es la compañía la que les retiene, son sus propios miedos los que les impiden dar ese paso.

Porque debemos de ser conscientes como responsables de personas que algo falla cuando no son felices en el trabajo y a diario comentan entre ellos, con sus amigos, vecinos…, sus sensaciones. Así que si realmente queremos una organización Sana y Feliz, dejemos de hablar de “retención” y naturalicemos el proceso. Pensemos que este es un juego a tres bandas y que será fundamental que busquemos su implicación para conseguirlo.

Aunque tengamos abiertos diferentes canales de comunicación si no son los apropiados de nada nos servirán. Así que lo primero que deberías preguntarte sería: ¿son canales que realmente invitan a nuestros empleados a participar?. Te animo a que explores el potencial que las Redes Sociales pueden aportar a dicho proceso de comunicación y a la mejora del clima laboral en tu organización.

La comunicación y traslado de mejoras por parte de nuestros empleados debería de soportarse sobre un canal vivo, abierto, cálido, que invite a la participación  y que permanezca. ¿Por qué medir nuestro clima una vez al año o cada dos?, ¿realmente tiene sentido?. Las Encuestas de satisfacción caerán en desuso. Necesitamos estar en contacto permanente con la realidad de lo que sucede y convertir el proceso en una mejora continua incorporando las redes en nuestra cultura y así fomentar la participación y colaboración en todo momento.

Empieza por preguntar a tus empleados, escúchales, observa, trabaja con ellos para conseguir un lugar agradable para trabajar. La mejor prueba será lo que digan de ti mientras permanecen en la compañía y una vez nos dejen. Tu verdadera reputación como empleador será lo que transmitan a sus amigos, en sus círculos y no en una encuesta de clima.

Así que olvidémonos de la palabra retener y centrémonos en construir una organización saludable, que enganche, en la que nuestros colaboradores sean felices durante el tiempo que permanezcan con nosotros y que cuando llegue el día en que decidan irse lo hagan sin más. Nos habrán dado lo mejor de si mismos, y seguirán creciendo allá donde vayan y se convertirán en nuestros mejores embajadores porque realmente nos recordaran como una compañía “sana” que contó con ellos, que les escuchaba, apoyaba y favoreció su desarrollo en las mejores condiciones. Si esto lo consigues, no lo dudes, será porque habéis  construido entre todos un gran lugar para trabajar.

Si tus colaboradores no sé sienten así cuando abandonan la Compañía entonces tienes un problema que no puedes pasar por alto. Si en su discurso de despedida adviertes atisbos de reproche, entonces es que algo falla en tu Gestión de Personas.

Os dejo para la reflexión, dos de los puntos extraídos de este estupendo decálogo que ya en 2011 Virginio Gallardo recogía en su post 10 impactos de las redes sociales en las funciones de RRHH y que giran en torno a los beneficios que las Redes Sociales pueden procurarte a este respecto.

1.Comunicación: Las redes sociales son comunicación multidireccional, no unidereccional y vertical, lo que implica poder escuchar más a la organización. Se multiplican las conversaciones y aportaciones que quedan registradas formando un nuevo universo comunicativo más complejo, ruidoso y eficaz.

7. Cultura y Clima Laboral: El sharismo (compartir), la colaboración, la meritocracia, la transparencia, la importancia de la influencia y disminución de las jerarquías junto a muchos otros valores inherentes a las redes sociales impactarán a las cultura empresarial y al clima laboral. En principio el impacto debe ser positivo y la resultante culturas más innovadoras.

 Y como esto no tiene sentido sin tus aportaciones  y nos encanta escucharte te invitamos a que nos dejes un comentario ¿Qué acciones llevas a cabo para conseguir de tu organización un buen lugar para trabajar?

 

 

4 Comentarios

  1. Excelente radiografía de lo que motiva y retiene al trabajador en una empresa sana. Comparto el diagnóstico.

    • María Jesús Márquez

      Gracias Carlos por tu comentario. Fundamental tener conciencia de ello para poder pasar a la acción.

      ¡Deseamos verte de nuevo por aquí!

      Un saludo,
      María Jesús Márquez

  2. Tu si que sabes, hace mucho que no sabia nada de ti
    Me ha encantado
    Un saludo
    Susana Carnal

    • María Jesús Márquez

      ¡¡¡Hola Susana!!!

      ¡Qué alegría! Este es el poder de las Redes Sociales. Mantienes contactos, recuperas, conoces…

      Bienvenida a esta tu casa. Nos alegra que hayas disfrutado con el post.

      Seguro que volvemos a verte por aquí. ¡Será un placer!

      Un beso grande amiga
      María Jesús Márquez

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Datos requeridos *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>